Entradas populares

Diccionario Juridico


*A contrario sensu
En sentido contrario. Argumento que parte de la oposición entre dos hechos para concluir del uno lo contrario de lo que ya se sabe del otro. Respecto de la interpretación de una norma o de hechos o actos jurídicos (subsunción jurídica de los hechos o aplicación del derecho a hechos concretos), se emplea comúnmente esta forma de razonamiento para deducir una consecuencia, por oposición con algo expuesto anteriormente como principio consagrado probado.
*A cuenta

Cumplimiento parcial de una deuda, que se imputa a su pago definitivo. Ver Cuenta. Expresión muy frecuente en los contratos de compraventa, en particular de inmuebles. Ver Seña.
*A día fijo o determinado

Expresión que implica que la obligación contenida en un documento, por lo general de crédito, deberá ser cumplida por el deudor el día señalado en su texto. Es una de las formas que generalmente admiten la leyes para el vencimiento de letras y pagarés; en particular las que siguen la convención de ley uniforme de Ginebra de 1930. En la práctica comercial es la forma mas usada por ser la de mayor simplicidad y precisión. Ver Vencimiento.
*A días o meses fecha
Esta fórmula establece que el documento de crédito que la contenga deberá abonarse
cuando se cumpla el término que en el se fije, que corre desde el día siguiente al de su fecha. El vencimiento, a su vez, se producirá una vez que haya expirado el último día del referido término. Ver Vencimiento.
*A días o meses vista o a un determinado tiempo vista
La inclusión de esta expresión en un documento de crédito indica que la obligación contenida en el deberá cumplirse cuando expire el plazo fijado, que empieza a correr desde el día en que se presenta el documento para su aceptación al girado. Este tipo de vencimiento tiene la ventaja de que el plazo solo empieza a correr después de la fecha de aceptación con el consiguiente conocimiento preciso y, en general, adecuadamente anticipado, para el girado. Ver Vencimiento.
*A fortiori
Es una expresión adverbial latina que significa "con mayor fuerza" o razón. Así, por ejemplo, si resulta que nada debe, a fortiori no corresponderá hacer lugar a la pretensión de que se decreten medidas precautorias en mi contra.
*A la orden

Mediante la inclusión de esta cláusula en una letra de cambio u otro documento de crédito (o si esta sobrentendida por la ley) se Es la llamada circulación en sentido propio de los títulos de crédito, también llamada circulación regular. Ver Circulación de los títulos de crédito cambiarios.
*A la vista
Cuando los documentos de crédito incluyen en su texto esta expresión, su pago es exigible en cualquier momento. Denomínase así la letra de cambio y pagaré que deben pagarse a su presentación.
*A non domino

Así se denomina la transferencia de un bien, mueble o inmueble, cuando la efectúa una persona que no es su propietaria. La adquisición a non dominó en los títulos de crédito cambiarios significa que el accipiens de buena fe adquiere la propiedad del título aun cuando su tradens no sea el propietario del mismo. Por su mecanismo se trata de una adquisición y no de una cesión: adquisición originaria y no derivada.
*A puerta cerrada
Expresión empleada cuando, por excepción al principio de publicidad de las contiendas judiciales, sea por mandato de la ley o por decisión del tribunal, se veda al público su permanencia en la sala de audiencias durante los debates, o parte de los mismos. Esta prohibición tiene lugar en los casos en que por la naturaleza de las cuestiones que se suscitan en el litigio, o por la índole de éste, puedan producirse graves inconvenientes o escándalo. *A quo Dícese de juez cuya decisión es recurrida ante el tribunal superior. Designación del día desde el que comienza a contarse un término judicial.
*A un determinado tiempo de la Fecha

Expresión habitual en las normas cambiarias, sinónimo de a días o meses fecha(v.), Aunque mas precisa que esta.
*A un determinado tiempo vista

Expresión de las normas sobre vencimiento de documentos cambiarios, sinónimo de a
días o meses vista (V.).
*Ab initio
Locución latina que significa desde el principio.
*Ab irato
Locución latina sinónima, en nuestro idioma, de airadamente, con enojo.
Mientras en el derecho civil un acto realizado en tal estado de ánimo puede producir su nulidad, en el derecho penal puede, a su vez, y según el caso, constituir un atenuante para el agente activo. En los procesos criminales resulta frecuente su empleo por parte de la defensa para calificar el estado del acusado al cometer los hechos que dan origen a la causa.
*Ab origine
Locución latina que se utiliza para indicar la remisión a los antecedentes mas remotos de personas, hechos o cosas.
*Abadengo

Territorio perteneciente a la jurisdicción de una abadía.
Lo que se refiere al Abad. *Abanderamiento de buques
Provisión a un buque de los documentos indispensables para autorizar el uso de su bandera. Abanderar un buque consiste en otorgarle la condición de nave nacional, lo que lleva implícito el derecho de usar la bandera del país otorgante y gozar de la protección correspondiente.
*Abandono

Esta palabra tiene una amplísima y muy diversa aplicación jurídica, que abarca tanto la pérdida de un derecho como la liberación de una obligación; la renuncia de una pretensión jurídica como el incumplimiento de una obligación legal o contractual, etcétera. Por ello, el buen criterio aconseja definir cada una de esas distintas situaciones en particular. En líneas generales se trata de renuncia sin beneficiario determinado, con pérdida del dominio, sobre cosas que pasan a ser res nullius o bienes mostrencos (sin dueño).
*Abandono de animales
Ocurre cuando el dueño de animales mansos o domésticos, que se hayan escapado del lugar donde habitualmente se los guarda, no los persigue para recuperarlos. Parece razonable interpretar a este respecto que la persecución no necesita ser exclusivamente corporal, sino que puede alternarse o aun sustituirse, en casos de impedimento, con el anuncio de la pérdida en forma pública, o reclamando su devolución al propietario del predio en el que hubiesen ingresado en su fuga. La abstención del dueño, en estos casos, convierte a los animales en res nullius, dando derecho a su apropiación por un tercero, o sea la adquisición de su propiedad por un acto unilateral este.
*Abandono de bienes o de cosas
Se configura mediante la dejación material y voluntaria de los mismos, que los convierte, de tal manera, en res derelictae o en res nullius, sujetos a apropiación por terceros. Es decir, requiere la presencia de dos factores: uno físico, constituido por el desprendimiento de la cosa, y otro intencional, o sea el propósito de no ejercer en lo sucesivo ningún derecho sobre ella, amén de la capacidad para disponer a su respecto. Ver Apropiación. Se ha sostenido que los inmuebles no pueden ser objeto de abandono porque no sean susceptibles de dejación material, pues sería inadvertible la intención de su dueño de sustraerlos del patrimonio, al faltar el acto externo representativo de tal intención. Como la propiedad de los inmuebles no se pierde sino mediante una declaración expresa en tal sentido, que requiere además para su perfeccionamiento la inscripción en el respectivo registro, se estaría frente a una renuncia, que es expresa, antes que frente a un abandono, que constituye un acto tácito. Quienes así piensan agregan que si la voluntad del propietario de abandonar la propiedad del inmueble se exteriorizase, en cambio, por la suspensión del ejercicio de sus derechos sobre el mismo, podría llegar a perder su titularidad por el transcurso de un tiempo determinado, pero en tal caso la institución que entraría un juego sería la de la prescripción y no la del abandono.
*Abandono de buque
Consiste en el acto por el que el propietario de un buque, hundido o varado, la abandona
con el propósito de limitar su responsabilidad. Ver Abandono del buque.
*Abandono de cosas aseguradas

En el derecho marítimo el asegurado tiene la facultad, en ciertos casos, de abandonar los
efectos asegurados, exigiendo del asegurador la indemnización correspondiente a la pérdida total. Así, las normas sobre la materia suelen regular que el asegurado puede ejercer la acción de abandono en los siguientes supuestos: a) falta de noticias sobre el buque que transportaba los efectos; b) pérdida total a consecuencia de naufragio u otro riesgo cubierto por la póliza; c) deterioro que absorba las tres cuartas partes de su valor; D) imposibilidad de que los efectos lleguen a destino; y e) venta dispuesta por razón de su deterioro en un puerto que no sea el de salida o de destino.
*Abandono de destino o residencia
Se trata de un delito contemplado y reprimido por las leyes de justicia militar, en el que incurren los oficiales cuando, por ejemplo, faltan durante un determinado plazo de su destino o residencia sin autorización; o cuando vencida su licencia temporal no se presentan ante su superior dentro de un plazo fijado, etcétera. *Abandono de domicilio Se produce cuando una persona deja el lugar que habita o lo sustituye por otro. Pero como desde el punto de vista legal no se admite la carencia absoluta de domicilio, este será el de la nueva residencia o, a los fines jurídicos, el último conocido, o sea, justamente, el abandonado, que subsistirá como tal hasta que se haya adquirido otro.
DOWNLOAD (DESCARGAR) Diccionario Juridico
CONTRASEÑA: Visual.SaC




Share :

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.