Entradas populares

Concurso de Delitos en Materia Penal

Hipótesis concúrsales.
Denominamos de este modo a aquellas situaciones que se generan al tratar la apreciación cuantitativa de los delitos '.
Las hipótesis posibles a analizar son básicamente cuatro, a saber:
a) Delito único por efecto del tipo aplicado (unidad típica de acción, concurso ideal a la inversa).
b) Delito único por efecto de una relación existente entre los tipos concurrentes que hacen que los mismos se excluyan (casos de unidad de ley, concurso aparente de leyes).
Todos estos supuestos se caracterizan por presentarse en apariencia como un concurso cuando en realidad existe un solo delito por circunstancias emergentes del nivel típico, sea debido al ámbito continente de la figura a aplicar o por la mediación de una relación entre tipos que incide mediante un factor de exclusión en la determinación de la aplicación de una figura por sobre la otra.
Los supuestos a y 6 se extraen por elaboración doctrinal y jurisprudencial, puesto que no tienen regulación normativa. 
c) Pluralidad de delitos por existir pluralidad de hechos independientes con encuadramientos típicos correspondientes y proporcionales, hipótesis ésta denominada concurso real o material de, leyes (art. 55 del Cód. Penal).
d) Unidad de delito por modalidad especial en su forma de efectivización. Pluralidad de hechos no independientes con encuadramientos típicos correspondientes y proporcionales. Pero dicha independencia no es ni jurídica ni óntica sino sólo modal. A este supuesto se lo denomina delito continuado; su creación es jurisprudencial, no teniendo sustento normativo específico.

2. Principios concúrsales básicos.
Es necesario, a fin de determinar la existencia de pluralidad de delitos, tener en cuenta dos parámetros que servirán de guía a fin de llegar a la conclusión planteada.
Así, la conclusión de pluralidad se derivará de la aceptación y aplicación al caso concreto de estas dos premisas, por un lado la aceptación consensual de la aplicabilidad de pena en concreto a cada delito, aplicando la correspondiente sanción a cada uno de ellos; de manera tal que dicha premisa se traduzca en definitiva en un principio en concreto; a saber: todo delito debe tener una pena.
Por otro lado, importará también tener como parámetro de garantía individual el impedimento por parte de los tribunales de proceder a la aplicación de más de una pena por cada delito, garantía ésta que se traducirá en el segundo principio concursal; a saber: no podrá penarse un solo delito más de una vez. De esta manera ambos principios marcan el camino y trazan los límites por donde nos debemos conducir al momento de juzgar la existencia de pluralidad y consecuentemente resolver acorde a ello.
Podemos afirmar de esta manera que el camino de la pluralidad delictiva tiene dos límites a los cuales atender a fin de no desviarse de él, concluyendo entonces que ante la posibilidad concreta de pluralidad se deberá penar cada uno de los delitos cometidos cuidando de no aplicar más de una pena a cada uno de ellos.
Dicha fórmula se constituye en la síntesis de los dos principios concúrsales básicos que a continuación  desarrollaremos.
DOWNLOAD (DESCARGAR) Libro sobre Concurso de Delitos en Materia Penal
CONTRASEÑA: Visual.SaC



Share :

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.